La Esquiva

Como muchas mandarinas en mi día a día y casi todas me engañan: la pequeñita de piel fina y peleona que, de tan ácida, resulta corrosiva; la de piel gruesa que se desmonta con facilidad y cuyo sabor brilla por su ausencia; la que se presenta dulce y atractiva, y que, al final, ni es … Read moreLa Esquiva

Doble

Dio dos pasos y el tercero se le atragantó: la curvatura de sus caderas, sus abdominales firmes, sus pechos desiguales, su garganta palpitante… El tacto era grasiento, pero en esencia seguía siendo la misma. Y, sin embargo, la que sonreía en el espejo parecía una mujer completamente distinta. Al menos, aquella fue su última impresión … Read moreDoble

Somos uno

Solos, tu y yo encerrados en esta mazmorra no hay salida, tampoco hay dolor Dominas A veces impongo yo Por fuera parecemos conformes Pero solo en secreto oímos la voz La voz que no se acobarda La voz que rompe platos La voz que tortura La voz que nunca calla ¿Por qué no me dejas … Read moreSomos uno

Anacoreta

Cada vez que mi mente tiene un rato libre, no para de recordármelo. Es por eso que intento ocupar la mayor parte del tiempo en tareas que poco aportan a la persona que quiero ser en un futuro: leo libros que no entiendo, comentó fotografías de amigos virtuales, empiezo puzles a los que siempre le … Read moreAnacoreta

Tetramorfos

Un día cualquiera del 2014 10:00 h. Tras un breve letargo, Azîm al fin recobra la consciencia y percibe el insaciable y próximo aliento de la muerte. Consigue levantarse a duras penas, sintiendo un desagradable dolor en el brazo derecho, y grita, una y otra vez, pero su sufrimiento se desvanece y se apaga en … Read moreTetramorfos

Cuatro paredes

He necesitado que me cohibieran cuatro paredes para darme cuenta de que estaba enamorado. Tumbado, con los sentimientos en horizontal, ya no me pesan tanto las inseguridades. Mi interior estalla de rojo, pero mi piel cada vez se torna más añil. Los vítores que tanto temía se van apocando, tan solo yo los ecualizo. Cuando … Read moreCuatro paredes